Pastoral de Bautismo

Bautismo

El Bautismo, sacramento de la fe

El Señor mismo afirma que el Bautismo es necesario para la salvación y por ello mandó a sus discípulos a anunciar el Evangelio y bautizar a todas las naciones (cf. Jn 3,5; Mt 28, 19-20). Fundamento de toda la vida cristiana, es pórtico de la vida en el Espíritu y puerta de acceso a los demás sacramentos, formando una íntima unidad con los otros sacramentos de la Iniciación Cristiana (Confirmación y Eucaristía).

Recibe su nombre en razón del carácter del rito central mediante el que se celebra: bautizar significa "sumergir, introducir dentro del agua". En la Iglesia latina se realiza, ordinariamente, derramando tres veces agua sobre la cabeza del candidato, mientras el ministro dice las palabras "N., yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo":

Mediante el sacramento del Bautismo, los hombres, iluminados por el Espíritu Santo, responden al anuncio del Evangelio de Cristo. Los creyentes son, por su fe, "la luz del mundo" (Mt 5, 14), de ahí el cirio que se enciende del gran cirio pascual para significar que Cristo ha iluminado a quien ha sido bautizado.

El Bautismo, Muerte y Resurrección con Cristo

El Bautismo recuerda y actualiza el Misterio Pascual de Cristo, es decir, su Muerte y Resurrección, y hace pasar a los hombres de la muerte del pecado a la vida de la gracia. El bautizado muere con Cristo y resucita con Él. La pila buatismal es el sepulcro donde es sepultado el hombre viejo y de donde surge el hombre nuevo.

Transformación por el Espíritu

En el Bautismo los hombres son transformados por el Espíritu Santo en nuevas criaturas y reciben el perdón de todos los pecados: el original y los pecados personales. La vestidura blanca es signo de la dignidad del cristiano y de la transformación interior producida por el Espíritu.

Vida nueva y filiación divina

Por el Bautismo se recibe la vida nueva que procede de Cristo: se nos hace partícipes de la naturaleza divina y somos hechos hijos de Dios. Por eso, el Bautismo se llama "nuevo nacimiento" y comporta una transfomación real del bautizado, que adquiere una nueva identidad: la cristiana. Esto se expresa con la imposición de un nombre cristiano y el rezo del Padrenuestro duarante el rito del Bautismo.

Incorporación y edificación de la Iglesia

El Bautismo, además de unir a Cristo, incorpora al bautizado al Cuerpo de Cristo, que es la Iglesia. Es la puerta por la que se entra en la Iglesia y es el vículo de la unidad de todos los cristianos. La Iglesia celebra el Bautismo, pero el Bautismo hace y construye a la Iglesia. De ahí la implicación de toda la comunidad cristiana.

Incorporados a la Iglesia por el Bautismo, el cristiano recibe un selllo espiritual indeleble de su pertenencia a Cristo. Este sello permanente, y que no puede ser reiterado, consagra para el culto cristiano y capacita y compromete para servir a Dios mediante una participación activa en la Liturgia de la Iglesia y a ejercer el sacerdocio bautismal por el testimonio de una vida santa y de una caridad eficaz. Por eso la Iglesia considera tarea suya reavivar en los catecúmenos, en los padres y los padrinos, una fe activa.

FUNCIONES DE LOS PADRINOS

Presentar a quien va a recibir el Bautismo y procurar que lleve una vida cristiana congruente con el sacramento recibido y las obligaciones inherentes al mismo.

CONDICIONES DE LOS PADRINOS

- Se elegirá un solo padrino o una sola madrina, o uno y una o ninguno.

- Ser católico y haber recibido los tres sacramentos de la Iniciación cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía).

- Tener capacidad para realizar esta misión e intención de desempeñarla.

- Llevar una vida congruente con la fe y con la misión que se va a asumir.

- No estar afectado por una pena canónica, legítimamente impuesta o declarada.

- No ser el padre o la madre de quien se ha de bautizar.

- Haber cumplido 16 años.

- Asistencia obligatoria de padres y padrinos todas las horas del cursillo.

- Para la fecha de bautismo en horario de despacho del párroco.

DOCUMENTACIÓN NECESARIA:

- Partida literal de nacimiento actualizada (emitida no antes de tres meses).

- Partidas actualizadas de bautismo y confirmación de los padrinos (legalizadas si proceden de otras diócesis).

- Fotocopia del DNI de los padres.

- Permiso del párroco de residendia si se reside en otra parroquia.

- Acreditación de asistencia de padres y padrinos al cursillo prebautismal.

 

CURSILLOS DE BAUTISMO curso 18/19


OCTUBRE 2018:
DÍAS 2 Y 3 - 19 HORAS

NOV. 2018: DÍAS 6 Y 7 - 19 HORAS


DIC. 2018: DÍAS 4 Y 5 - 19 HORAS

ENERO 2019: DÍAS 8 Y 9- 19 HORAS

FEBRERO 2019: DÍAS 5 Y 6 - 19 HORAS

MARZO 2019: DÍAS 12 Y 13 - 19 HORAS

ABRIL 2019: DÍAS 2 Y 3 - 19 HORAS

MAYO 2019: DÍAS 7 Y 8 - 19 HORAS

JUNIO 2019: DÍAS 4 Y 5 - 19 HORAS

JULIO 2019: DÍAS 2 Y 3 - 19 HORAS

AGOSTO 2019: DÍAS 6 Y 7 - 19 HORAS

LUGAR

Despacho parroquial de Santa María

 

Tfnos. de información 696 616 966 y 695 899 877

Comunícate con tu parroquia en la página web.

 


Iglesia Prioral de Santa María de la Asunción - Plaza Marqués de las Torres, s/n, 41410 Carmona, Sevilla
Teléfono: 954 19 14 82